EL USO DE LA IMAGEN EN LA CLASE DE ELE III- FUENTES, EDICIÓN Y GESTIÓN.

Llegamos al final de la serie sobre el uso de la imagen en la clase de ele y para terminar, hoy trataré aspectos que me parecen muy importantes.

FUENTES

Hoy en día es muy fácil acceder a imágenes con las que trabajar en clase, basta con teclear en la barra de búsqueda de Google para tener acceso a millones de fotografías e ilustraciones inmediatamente, pero lo cierto es que a menudo, tal cantidad de imágenes puede abrumarnos, por lo que a mí personalmente, me gusta tener unas referencias donde acudir con la seguridad de que voy a encontrar lo que necesito. Os presento mis fuentes favoritas:

Flickr: La famosa red social de fotógrafos. Tiene un buscador muy útil y ofrece a los autores marcar las restricciones y los derechos de sus fotos.

Flickr: The commons: Es un archivo mundial de fotos públicas. Tienen un catálogo genial de fotos antiguas y colaboran con importantes instituciones de todo el mundo. Además, la búsqueda es sencilla.

500px: Otra importante comunidad de fotógrafos, en este caso, creo que  más profesional que Flickr. También especifican claramente los derechos de las imágenes.

Instagram: Al igual que ocurre con las anteriores, es muy fácil encontrar joyas si visitas esta comunidad periódicamente.

Freepik: Es genial para encontrar vectores, iconos, etc, gratuitos y de pago. Yo la frecuento mucho para encontrar imágenes para hacer logos o infografías, pero sé que también es una fuente fantástica para los que sois hábiles con el diseño web.

Agencias de prensa: Como Reuters, Magnum, Associated Press, etc.

Word press photo: Tienen un archivo absolutamente impresionante de fotografía de varias categorías: retratos, deportes, vida diaria, naturaleza, etc.

National Geographic: Si buscáis imágenes espectaculares de naturaleza, viajes y retratos aquí tenéis cantidad y calidad.

Deviant art: Sin duda la mejor fuente de ilustraciones de todo tipo. Podéis encontrar todos los estilos, temas, personajes, etc que podáis imaginar y de una calidad excepcional.  También detalla los derechos de cada imagen que suelen ser libres (con atribución).

Visitar estos lugares con cierta regularidad me ha permitido encontrar a ciertos autores que se han convertido en referencia para mí, y también,inspiración para crear algunas actividades. Aquí tenéis a mis favoritos:

Danny Santos: Es un fotógrafo callejero afincado en Singapur que es un auténtico maestro del retrato. En este momento estoy usando algunas fotos de su serie de retratos a extraños para un proyecto nuevo que me hace mucha ilusión y que espero poder enseñaros en breve.

http://www.dannyst.com/

Esta fotografía pertenece a a Danny Santos (www.dannyst.com)

Andrew Knapp: En la entrada sobre actividades con imágenes de la semana pasada os presenté una con sus imágenes, concretamente la de Buscar a Momo. Sus fotos son perfectas para practicar localización, como ya vimos, pero también para practicar vocabulario sobre naturaleza, viajes o incluso colores.

www.gofindmomo.com

Joel Robison: También os presenté una actividad con sus imágenes la semana pasada y he utilizado algunas también para ilustrar algunas entradas en este blog.  Son fotografías tan bonitas y oníricas que dan muchísimo juego en clase. Son muy versátiles y funcionan muy bien para estimular la creatividad.

Esta fotografía pertenece a Joel Robison (https://joelrobisonphoto.wordpress.com)

Michael Lauritano: Sus ilustraciones pueden llegar a ser muy inquietantes y misteriosas, por eso son de mis favoritas a la hora de trabajar las hipótesis. Cada uno de sus ilustraciones admite muchas interpretaciones posibles, desde las más realistas a las más fantásticas, mágicas o terroríficas. Esta polisemia las convierte en un valor seguro en clase.

Esta ilustración pertenece a Michael Lauritano (http://www.mlauritano.com)

GESTIÓN

Para alguien tan desastre como yo este es un punto determinante. Además de varios archivadores que tengo en el trabajo para utilizar las imágenes de manera física, utilizo varias aplicaciones de gestión.

QuickPic: Es la aplicación que utilizo en el móvil y sobre todo en la tableta para archivar las imágenes y poder tener acceso rápidamente a las mismas cuando las necesito. La clasificación por carpetas es muy sencilla y no pesa mucho en el dispositivo por lo que las imágenes son accesibles cuando, como es mi caso, no se tiene acceso a internet en el centro de trabajo.

Pinterest: Reconozco que me costó verle la utilidad, pero ahora mismo es una de mis aplicaciones básicas. La facilidad de creación de tableros, y de compartirlos la hacen muy práctica para nuestro trabajo, además de una interesante fuente de material.

PROCESADO

Modificar imágenes, cambiar valores, recortar, incluso crear infografías, es algo habitual para nosotros por lo que un buen programa de procesado de imagen es esencial para un profe que usa imágenes de manera habitual. En mi caso utilizo dos:

GIMP: Es fácil, intuitivo y hace prácticamente todo lo que hace Photshop pero gratis, porque es libre ¿qué más se puede pedir?

Snapseed: Es la aplicación que tengo en el móvil y en la tableta y que ahora mismo que no tengo ordenador me está salvando la vida. No es como tener Gimp en el dispositivo pero está bastante cerca. Permite ajustar varios niveles de manera general y selectiva, recortar la imagen y también aplicar texturas y filtros. Personalmente solo echo en falta que no permita insertar texto.

Por último creo que es muy importante tener en cuenta la cuestión de los derechos de las imágenes. Por buenas que sean nuestras intenciones,debemos ser conscientes de que estamos aprovechando el trabajo, esfuerzo y creatividad de otra persona antes de utilizar, modificar o compartir una imagen.

En principio, es legal usar cualquier imagen con fines educativos pero debemos asegurarnos de que se permite su modificación u otros usos. En mi caso, porque a veces uso las imágenes para ilustrar una entrada del blog y no tengo claro si se puede considerar educativa a esta bitácora, me gusta contactar directamente con el autor, si es posible y pedirle permiso para  utilizar su imagen, especificando claramente el uso que le voy a dar. Por ejemplo, todos los autores que he mencionado antes, me han dado permiso para usar sus imágenes en clase y también para hacerlo en el blog (que majos) y estos son solo algunos, en general no suele haber problemas y sinceramente, no cuesta tanto y ahorra posibles sustos.

¿Cuáles son vuestras fuentes de recursos? ¿qué usos dais a las imágenes en clase? ¿utilizáis páginas web,programas o   aplicaciones específicas para la gestión o uso de las imágenes en clase? Compartidlo con nosotros.

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Soy una chica de propósitos y no solo  de año nuevo, la verdad. Casi cada mes me hago alguno, pequeño, asequible y casi siempre los cumplo. Claro que hay algunos clásicos como empezar a correr dos o tres veces por semana y dejar de decir palabrotas que incumplo el primer día, no os voy a engañar, pero en general, creo que estas pequeñas metas me ayudan a mejorar. Y como año nuevo, curso  nuevo ahí van mis propósitos de año nuevo en los profesional:

1.- Crear más  y mejor material para mis clases, o mejor, no dejar aparcadas  listas y más listas de ideas en el cajón.

2.- Necesito dedicar más tiempo a la competencia oral. Aunque creo que es uno de lo puntos fuertes de mis alumnos lo cierto es creo que el hecho de que vivan en España hace que me relaje un poco y me centre más en otros aspectos. Este año tengo un grupo avanzado con varios alumnos interesados en hacer el DELE, así que me parece una buena oportunidad replantear mi trabajo en competencia oral.

3.- Hace unos meses me enganché al concepto de clase invertida. Desde entonces no he parado de leer, de estudiar, de aprender de la experiencia de otros profes que la están poniendo en práctica, aprendiendo a usar herramientas ( y enloqueciendo en el proceso),incluso me he atrevido a hacer un par de cosillas en clase. Mi propósito este año es atreverme más. Soy muy realista y no sé es algo que pueda implantar de un día para otro, además en mi centro de trabajo no cuento con los recursos necesarios, pero lo cierto es que tampoco es imposible y que algo se puede hacer.

4.- Y relacionado de alguna manera con el anterior propósito: controlar Google Classroom y sé sin lugar a dudas, que este va a ser el más difícil de los propósitos de año nuevo.  No voy a contar más porque me vengo abajo.

5.- Otro de los aspectos sobre los que estoy investigando y leyendo mucho este curso es sobre la evaluación, no solo de los alumnos sino también de la mía como profesora y espero que para final de curso pueda tener lista una “evaluación Beta”.

6.- El mes pasado empecé con mis alumnos un grupo de lectura virtual, utilizando Goodreads. Somos un grupo pequeño e inexperto en estos menesteres pero ya se han involucrado bastante para la elección del libro de enero (El capitán Alatriste, olé ellos) y espero poder contaros muy pronto que marcha como un tiro.

7.- El siguiente propósito no sé si va a quedar muy profesional, pero estoy decidida a dedicar un día a la semana a NO trabajar. Nada de clases, dedicarme un día enterito a mí, a cocinar comida rica, a pasear, a salir con los amigos, a jugar con la perrota, a pegarme un maratón de series, a salir a hacer fotos, a dibujar,a…. a cualquier cosa que no sea trabajo.

8.- Otra cosa muy necesaria este año será mejorar este blog. Cuando pienso que lo creé por obligación y que no tenía ni ganas ni confianza me parece increíble que ahora esté tan ilusionada con él. Sé que voy a tener que estudiar mucho y equivocarme más pero este es el año en el que poco a poco lo llevaré a donde de verdad quiero que esté ahora.

9.- Este propósito me va a costar pero estoy muy decidida a lograrlo: voy a valorar mi trabajo como se merece. Se acabaron las clases particulares a diez euros la hora, trabajo mucho para dar una buena clase y eso tiene un precio, y por mucha falta que me haga yo merezco más y mi profesión también.

10. Por fin, el último: Voy a dejar de quejarme cada vez que algo no me guste,…bueno, no, quejarse desahoga mucho y tampoco hay que ser radical, pero no me voy a quedar ahí, tengo que intentar cambiar las cosas que me frenan,  los obstáculos,ir más allá, y convertir cada barrera en un trampolín.

Y tras los propósitos, no pueden faltar los buenos deseos.  Espero que este año venga lleno de de cosas buenas para todos y sobre todo  que cada día , en cada clase, lo paséis muy bien. Feliz 2015.

El autor de la imagen es Joel Robinson

El autor de la imagen es Joel Robinson

MIS ALUMNOS NO HABLAN ESPAÑOL

Últimamente estamos siendo testigos de un fenómeno asombroso en la escuela en la que trabajo, un fenómeno tan nuevo y tan sorprendente que nos ha pìllado con la guardia baja y nos está llevando a la locura: nuestros grupos de alumnas alemanas de las mañanas solo hablan alemán en clase. Sí, tan surrealista como parece. Sólo los grupos de chicas alemanas au pair (algún día escribiré una entrada sobre lo que han cambiado estos grupos en los diez últimos años):alucinante.

El fenómeno empezó siendo puntual, un profesor, un grupo, desesperación. “Bueno”, pensamos, “no todos los grupos son iguales, ten paciencia, ya verás como terminan hablando español en clase”, pero no, la paciencia no vale, el problema cada vez se va generalizado más y lo cierto es que genera mucha tensión en las clases: el resto de alumnos está molesto, los profesores también, es difícil hacer actividades  en grupo porque por mucho que las separemos, hay tantas que siempre coinciden al menos dos y no necesitan más, y lo peor es que da igual el nivel y es descorazonador ver a estudiantes de niveles altos trabajando en alemán en una clase de español. Además, no creáis que esto le pasa a los profes novatos, no, nos está pasando a todos.

Yo he probado de todo: hablo con ellas y les explico las bondades de hablar español en clase, las recompenso cuando lo hacen, las separo como en el cole, les explico lo mal educado que resulta hablar en alemán cuando nadie más del grupo lo entiende, las ignoro, incluso me enfado y en serio, eso en  clase es muy difícil para mí, pero lo cierto es que  algunos de mis compañeros han llegado a sufrir “alteraciones del orden” bastante graves en clase. ¿La causa? no tengo ni idea, le damos vueltas y más vueltas pero no llegamos a una conclusión.

El caso es que cuando ya me había hecho con una lata de gasolina y un mechero para quemarme a lo bonzo, tras la amenaza de aparecerme en sus sueños en forma de espíritu terrorífico por los siglos de los siglos, apareció en mi vida el PDP de Edinumen y en el hangout del primer módulo Analí Fernández mencionó los ” chungo points” de un compañero que tiene un problema similar al nuestro.

La idea es que cada vez que un alumno usa en clase un idioma que no sea español, recibe un “chungo point” y lo que más me gusta, si ellos escuchan a un compañero que hace lo mismo, le pueden pasar uno de los suyos.

Mi cabeza empezó a carburar. Soy realista: en mi grupo actual este problema no se solucionaría dándoles chungopoints. Podía ver sus caras: ceja alzada, sonrisa burlona , un “pssss”, risitas, y a contarle a la amiga en alemán por donde se pasa ella los chungopoints (sí, este es el nivel). No, tenía que ir un paso más allá. NADIE que no hable español el cien por cien de la clase puede pasar a nivel B2 por lo cual, aquella persona que tenga al final cinco puntos, no pasará al siguiente nivel.

Y para suavizar un poco tanta maldad y porque nunca hay suficientes ocasiones para aprender decidí ir un paso más allá y hacer los puntos físicos, de esa forma, al tenerlos de esa manera mas tangible, se hacen mucho más evidentes y no los olvidan por lo que están mucho más alerta para escuchar a los compañeros.

Además, cada tarjeta lleva un consejo en forma de expresión con animales y por detrás una razón por la que es mucho mejor hablar español en clase que no hacerlo. ¿lo veis? no soy tan mala.

Tras un mes de prueba, debo decir que el resultado ha sido espectacular desde el primer día. Es cierto que al principio se lo tomaron un poco a broma, creo que no me veían capaz de restarles puntos de la nota final (llamadme Santa Raquel) y ni se molestaban en pasarles sus tarjetas a las compañeras a las que escuchaban hablando alemán, pero según iban pasando las semanas y me mostraba implacable empezaron a entrar en el juego.

Pero lo mejor no ha sido eso. Reflexionando con la clase sobre la “penalización”, el balance es mucho más que positivo: les ha gustado darse cuenta de que son perfectamente capaces de hacerse entender en español, en general todos (alemanes y no) notan que su avance individual y grupal durante este último mes ha sido mucho más rápido y lo achacan al hecho de usar únicamente el español. También admiten que su confianza para hablar fuera de clase en español se ha reforzado y les han gustado especialmente las frases con animales: ahora las utilizan continuamente. Lo dicho, un éxito.